Los datos de la VIII Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) presentada en junio de 2018, muestran que los chilenos han aumentado su promedio de gasto mensual en un 19,2%.

Uno de los rubros más beneficiados es el de restaurantes y hoteles, quienes cuyo gasto en usuarios subió de 4,2% a 6,5%, en comparación a la anterior versión de la encuesta.

Es un hecho que los chilenos salen cada vez más a comer y darse gustos, y por ello es importante entregarles un servicio que los deje felices y que permita aumentar o mantener la reputación positiva del restaurante, para así generar mayor flujo de visitas.

Si bien para un restaurante el foco está en preparar comida de calidad y a gusto de los clientes, es importante tener en cuenta que las personas no solamente eligen sus lugares favoritos en función de la comida que les ofrezcan, sino de un servicio complementario, donde la atención del personal es fundamental para una experiencia agradable.

Cuando los comedores están llenos, el ruido interfiere en la comunicación de los clientes con los garzones, sea para ordenar nuevos platos, para solicitar algún condimento o pedir la cuenta.

MMCall tiene a disposición “pulsadores” que simplifican toda esta tarea. Se trata de un dispositivo que se instala en cada mesa y que se conecta con los garzones a través de un reloj. A su vez, el reloj de los garzones se conecta con el de la cocina, bar y/o anfitriona.

Esta solución genera una experiencia placentera en los clientes porque no requieren gritar o esperar largos momentos. Además, les entrega la seguridad de que sus platos llegarán calientes, pues el dispositivo avisa directamente al garzón cuando el plato está listo para ser llevado a la mesa.

MMCall sin duda mejora la experiencia de los usuarios en los locales de comida, satisfacción que permitirá al restaurante asegurarse de contar con buenas recomendaciones por parte de sus clientes, sea mediante redes sociales o a través de comentarios y por ende destacar por su calidad y aumentar las ventas.